Entrada de Blog

7 tips para mejorar el dolor de mandíbula.

 

Cuando tenemos dolor en la mandíbula o en la articulación temporomandibular tenemos que saber que está formada por dos huesos en los que están incrustados los dientes.

Lo problemas más comunes pueden ser dolor de los músculos que controlan sus movimientos, fractura, lesión en la articulación mandibular, artritis en los discos que protege la articulación.

Y podemos tener síntomas como dolor de cabeza, sinusitis, bruxismo, dolor de dientes, cuello, neuralgias, oídos, limitación a la hora de abrir la boca, contractura muscular en el masetero.

El dolor de mandíbula nos perjudica enormemente en nuestro día a día, la osteopatía nos puede ayudar a mejorar muchísimo.

La técnica craneal se utiliza para este tipo de problema ya que se centra en los huesos y suturas del cráneo y cara.

un estres emocional nos puede producir una lesión física

Es una técnica muy suave y se consigue regular el movimiento respiratorio primario y equilibra el sistema cráneo – sacral –temporomandibular para reducir las molestias.

También como ya sabemos el dolor de la articulación temporomandibular (ATM) pueden deberse a tensiones emocionales.

Puede estar relacionado con un enfado reprimido que impide que la persona que lo sufre se exprese adecuadamente, es recomendable comprobar los miedos que hacen descontrolarte y reprimirte y hacerle frente al problema.

Recomendaciones para los problemas de mandíbula son:

  • Alternar frio y calor:

Ayuda a aumentar el flujo y la circulación de la sangre y reduce la inflación al provocar una vasoconstricción. Te puede aliviar solamente de manera inmediata.

Puedes aplicarlo antes de dormir y hacerlo de la siguiente manera: coger hielo y aplicarlo 2 minutos, coger calor por ejemplo con una toalla húmeda y caliente y aplicarla seguidamente otros 2 minutos, volver con el frio otros 2 minutos y para finalizar otros 2 con el calor. Esto debe hacerse durante 5 días en total 8 minutos.

  • Realizar antes de dormir pequeños ejercicios para relajar la musculatura y aliviar tensiones, hacerlo de la siguiente manera:

Abrir muy grande la boca y después cerrar con fuerza hacer varias veces, movimientos laterales de mandibula, mover también la mandíbula hacia delante, finalizar con pequeños masajes en la zona afectada. Podemos tardar entre 3 o 4 minutos en total.

  • Meditación:

Una meditación guiada antes de dormir es esencial para relajar todo tipo de tensiones. Especialmente la recomiendo a las personas que vienen a verme con problemas en la articulación.

Brian Weiss me funciona desde hace años aunque su voz parece no ser la adecuada, es fantástica, por eso quiero compartir contigo el enlace para que tú también la escuches y puedas comprobar los resultado. https://youtu.be/kaNaLkqLQ5Q

  • Acupuntura:

Puede ser una opción terapéutica complementaria muy buena para el dolor, ayudar mucho también a la desaparición de las molestias y de la rigidez, y a los síntomas asociados como dolor de cabeza y cuello, insomnio, etc… desde la primera sesión se puede experimentar notables cambios.

  • Osteopatía:

Tal y como realizo con las sesiones de osteopatía, pueden ayudarte bastante, integrando todas las técnicas de osteopatía podemos conseguir un correcto funcionamiento, equilibrar, mejorar la movilidad y funcionamiento de músculos, articulaciones, flujo sanguíneo, etc.

La terapia craneosacral es indispensable para los problemas de temporomandibulares y combinándolo con la acupuntura puede dar un mayor resultado.

Dependiendo de la gravedad del problema, se podría mejorar en 2 sesiones, según la persona y su grado de recuperación.osteopatía consciente ayuda desde una mirada síntoma-emocional. un estres emocionalnos puede crear una lesión física.

  • Vitaminas naturales:

Depende el caso y los síntomas que pueden producir este problema, sería importante para ayudar al cuerpo a que tenga una mayor y más rápida recuperación una buena dosis de vitaminas que puedan reducir síntomas.

Muchas veces con cambiar a mejor la alimentación pensamos que es suficiente pero no lo es y por eso es recomendable complementarse bien y de manera adecuada, dependiendo de la edad y la lesión en sí. Sería interesante descubrirlo a través del «Test Vitamínico».

  • Equilibrio emocional:

Por supuesto tener buena actitud ante la vida nos ayuda muchísimo tal y como te he explicado en párrafos anteriores. Y permitirse expresar lo que sentimos sin miedo.

La osteopatía consciente te ayuda en la lesión desde una mirada síntoma-emocional, un estrés emocional nos puede crear una lesión física. Cuando tomamos consciencia hay una liberación tanto física como emocional y la recuperación es más rápida.

Espero que te haya gustado mi artículo y te haya sido útil. Te espero en mi rinconcito de trabajo para ayudarte en tu lesión de la mandíbula, recuerda que también puedo ayudare con el método Health Plus K, donde introduciremos acupuntura y vitaminoterapia si lo vemos conveniente.  Así que tendrás que atreverte a conocerme.

Gracias.

Comentarios (0)

Publicar un comentario

0