Entrada de Blog

«Tecnologitis y Whatsappitis» · Los nuevos síntomas · Corporales y Mentales.

Esas malas posturas hacen que tengamos molestias en la movilidad de la cabeza, afectando a la zona de la nuca y rigidez en el cuello.

Dolor de cuello, pinzamiento, inflamación, mareos, dolores de cabeza, tensión en los hombros, son algunos de los síntomas relacionado con el exceso de tecnología en nuestras vidas.

Los tendones de las manos inflamados, dedos engarrotados, muñecas y tensión en los antebrazos son otras señales relacionados con la tecnología.

La verdad, “Tecnologitis”, me pareció una palabra graciosa para poder definir precisamente lo que está ocurriendo en nuestra salud a causa de los dispositivos móviles y  mirando las redes sociales.

El “Whatsappitis” es una manera de expresar la cantidad de horas que estamos utilizando la famosa aplicación de mensajería WhatsApp, que hace que nuestros dedos se engarroten y nuestro cuello se lesione.

Estar muchas horas con el móvil y con la tablet nos puede jugar malas pasadas en nuestra salud.

Esas malas posturas hacen que tengamos molestias en la movilidad de la cabeza, afectando a la zona de la nuca y rigidez en el cuello.

Por otro lado, otras de las causas son hormigueo y debilidad en los brazos y manos.

Estar muchas horas con el móvil y con la tablet nos puede jugar malas pasadas en nuestra salud.

Prácticamente los móviles, los ordenadores, tablet se han convertido en nuestra medio de trabajo. Incluso en colegios y universidades.

Al formar parte de nuestro trabajo y muchas horas sentados, los músculos de la zona cervical se carga y tensan con facilidad.

Hoy, muchos jóvenes sufren síntomas también en los pulgares debido a la mensajería y su manera de escribirlos.

Cuando se realizan largas conversaciones con el chat unos de los principales síndrome que aparece es el del Túnel Carpiano.

El Túnel Carpiano aparece en algunas de las manos cuando el nervio que va desde el brazo hasta la mano se queda atrapado a la altura de la muñeca causando dolor, entumecimiento, hormigueo y debilidad.

Problemas emocionalmente a causa de la tecnología.

El teléfono puede ser muy buena excusa para el aislamiento en general tanto exteriormente como interiormente.

Evadirnos de los problemas no nos lleva a ningún sitio, el teléfono nos puede servir para evitar pensar en esos problemas que nos pone triste o en otros sentimientos que no nos hace sentir bien.

Algunos ejemplos pueden ser, el trabajo por no tenerlo, la familia por tener algún miembro lejos de nosotros, la salud por tener alguna enfermedad, etc.

Estas preocupaciones nos pueden llevar a ser adictos a artilugios como el móvil o la Tablet y a su vez a las redes sociales.

el teléfono nos puede servir para evitar pensar en esos problemas que nos pone triste o en otros sentimientos que no nos hace sentir bien.El aburrimiento, el estar perdido en la vida sin un rumbo claro, sin un propósito, sin objetivos y sin ningun sueños para hacer realidad pueden ser algunos ejemplos para caer en la tentación de la tecnología.

Aun así cuando estamos enfocados en eso que queremos conseguir es fácil dispersarnos en  internet y las redes sociales por eso pueden ser peligros también.

Todas estas emociones pueden producir ansiedad, depresión, pérdida de interés del disfrute cotidiano, aislamiento, etc.

Por eso, lo importante es darnos cuenta y dosificar el tiempo para las tecnologías y las redes sociales. Pensar y utilizarlas para el entretenimiento en las horas libres y en momentos que realmente puedan ser utilizadas sin que llegue a ser un problema.

Recomendaciones para una vida tecnológicamente saludable.

Estos consejos también son importantes y hay que tenerlos en cuenta para poder tener una vida saludable.

Hoy en día es inevitable y todos estamos conectados a la tecnología, por eso estos consejos pueden ser muy útiles para todos.

  • Cambiar a menudo la posición de sentado.
  • Apoyarse en el respaldo del asiento.
  • Descansar los antebrazos.
  • Hacer interrupciones entre mensajes para descansar los pulgares.
  • No estar demasiado tiempo con la espalda curvada y la mirada hacia abajo.
  • Mover el cuello de vez en cuando para diferentes direcciones.
  • Máxima concentración en aquello que quieres conseguir en tu vida y no caer en distracciones.

Espero que te haya gustado mi artículo y te haya sido útil. Te espero en mi rinconcito de trabajo para ayudarte en tu lesión “Tecnologitis y Whatsappitis”, recuerda que te ayudare con osteopatía consciente, así que tendrás que atreverte a conocerme.

Gracias.

Comentarios (0)

Publicar un comentario

0